Reformando con Fiora: el LAVABO

El verano es la época perfecta para hacer reforma en tu casa… y sobre todo en el baño. Desde Fiora queremos acompañaros en todo el proceso de reforma del baño y aportar consejos para que podáis tomar las decisiones adecuadas.
Hoy ponemos el foco en los lavabos, uno de los elementos principales en un baño.

Encimera: se trata de la instalación más clásica y probablemente la que todos nos imaginamos al pensar en un lavabo. Una consola empotrada en la pared con uno o dos lavabos.

Bajo encimera: en este caso el lavamanos situado debajo de la encimera. Es decir, el lavamanos se introduce por debajo del nivel de la encimera.

Sobre encimera: una opción que marca tendencia decorativa en los últimos años. En este caso el lavamanos se encuentra sobre la encimera, una pieza exenta. Este tipo de muebles suelen ser más bajos para evitar que el lavamanos se encuentre a una altura excesiva y resulte incómodo de utilizar.

Integrados:  se caracteriza por encontrarse encima del mueble en una única pieza. La ventaja es que se eliminan las juntas y la suciedad que se acumula en ellas.

Murales: lavabos que no cuentan con un mueble de baño en la parte de abajo. Se trata, simplemente, de un lavamanos suspendido en la pared. Una opción que se ha puesto de moda y que destaca por su sencillez.