CALIGRAFIORA: Nueva exposición en Experience Room Fiora

En plena era digital, Fiora apuesta por la caligrafía para la nueva exposición en Experience Room Fiora. Valle Camacho Matute, reconocida artesana amanuense, caligrafía e ilustradora ha sido la artífice de esta serie de cuadros que descubre el arte de la caligrafía partiendo de los nombres de las colecciones de producto de Fiora.

La caligrafía, en estos últimos años, comienza a adquirir relevancia, paradójicamente en plena era digital cuando cada vez escribimos menos.

De esto y mucho más charlamos con Valle

¿Qué concepto sustenta la caligrafía?

El trazo primigenio de la caligrafía se ha desarrollado a través de la Historia con el deseo de comunicación escrita, a través de alfabetos y diferentes idiomas, manteniendo un mismo código de expresión.

Es a partir del Renacimiento cuando la caligrafía evoluciona en su ‘ductus’ adquiriendo elegancia y ritmo en sus textos. El calígrafo inquieto cambia su concepto abstrayendo las formas para utilizarlas en composiciones decorativas, sin llegar a la fuerza expresiva de los maestros orientales.

¿Cómo  actualiza Valle el mensaje de la caligrafía en plena era digital?

Es ahora, en la era digital, cuando recuperamos la escritura amanuense con otra intención, ampliando su dimensión estética. Cuando andamos inmersos en imágenes virtuales, sentimos la necesidad de manifestarnos de una forma más primaria, volviendo al trazo manual con los instrumentos de siempre, lápices, pinceles, tintas, ya sea para escribir o bocetar y pintar. Se trata de recuperar una actividad casi innata en nosotros por su carácter inmediato. Y aplicarla a otras actividades artísticas, de un modo complementario o como trabajo definitivo.

¿Qué podremos ver en la exposición?

Mi propuesta consiste en utilizar cinco nombres de cinco colecciones de Fiora como pretexto para acercar el trazo caligráfico al concepto, evocando la textura, la composición, la elasticidad y el diseño de sus creaciones.

¿Qué enseñas a tus alumnos en tu estudio de caligrafía?

El primer contacto es un encuentro con elementos familiares casi en desuso, que les devuelven su pasado más reciente, y la oportunidad de expresarse de una forma artística, sin perder la identidad de su estilo más personal. El alumno de Artes lo llevará inmediatamente a su terreno y aplicará su aprendizaje a otros trabajos, desde tipografía hasta ilustración. A otros alumnos les servirá como favorecedor de la sicomotricidad fina y, en el más sencillo de los casos, una forma de relajarse y encontrarse con uno mismo.